viernes, 20 de marzo de 2015

SONETOS EN ZAPATILLAS (II) Teresa



No hay lugar en tu oído a la pereza,
ni en tu boca tiene hueco la apatía.
Tu sonrisa es tribunal que amnistía
el sufrir de la gente, en su tristeza.

Y ese aro colorao de tu oreja,
farolillo color de la alegría,
ilusión de la rota Andalucía.
Roteño el primer llanto de Teresa.

Pelean los pendientes en su arqueta                   
por lucir en tu pelo de tormenta;                   
por viajar siquiera en tu maleta.                        

Uno solo prendido,… se contenta.
Si son dos, carnaval en la Caleta.
Todos quieren lucirte, Presidenta.



No hay comentarios: